América Supersónica

Hoy mi hermana llegó diciéndome que no sabía que leer y yo fui por mi libro de Norwegian Wood de Murakami porque pensé “ya está lista” y conociéndola, sé que es algo que le va a gustar.

No recordaba que dentro del libro, había dejado la ultima y única carta que la morra del llavero me escribió. Mi hermana preguntó que si podía leerla y accedí, total, no guarda ningún significado para mi.
Cuando terminó de leerla, tenía una cara de indignación total y me dijo “¿sabes que esta es la carta más egoísta y horrible que he leído nunca?”, me reí y le dije que si, que eso pensé la primera vez que la leí y todas las que le siguieron.

Cuando no tenía como mucho tiempo de hablar con Marlene, me presentó la canción de asesina y me hizo tanto sentido la frase: “Ahora es que vengo a darme cuenta que tú solamente fuiste un mal momento en el coco”. Ambas tuvimos nuestro mal momento en el coco y en estos últimos días, hemos hablado de como es que en esos momentos aceptamos cosas tan ridículas y culeras por el hecho de pensar “bueno, no todo puede ser como yo quiera” cuando ese ni siquiera es el punto.

Las comparaciones son odiosas, son algo que realmente no me gusta hacer pero creo que en ciertos momentos es inevitable hacerlas. Cuando es un contraste tan grande y tan fuerte como este, no puedo evitar preguntarme en que chingados estaba pensando. Son como la noche y el día, azul y rojo. Cuando comencé a salir con Mon y a darme cuenta de la total diferencia de trato, me pegó un poquito.
Días después me la topé de frente y no pude sino sentirme con una repulsión total hacia la morra del llavero. Como si en ese momento me diera cuenta de lo hija de la chingada y pasada de verga que se portó conmigo. Mi terapeuta me dijo que eso que sentí era bueno y que siempre hay un mecanismo de defensa en el que nos causa repulsión y nos alejamos de las cosas que nos hicieron daño porque son malas.

La frase de "todos aceptamos el amor que creemos merecer" se me hace pendeja al infinito. No, no aceptamos ese amor porque pensemos que realmente lo merecemos; aceptamos ese amor porque creemos que podemos hacer que la otra persona haga eco de nuestros sentimientos. Que por alguna mágica razón se darán cuenta del maravilloso ser que somos y que son ellos y podremos tener algo increíble. Pero eso no pasa con alguien con quien no se conjugó desde un inicio y por eso todos salimos jodidos en algún momento u otro de alguna relación. Nos aferramos a un amor que creemos que podemos moldear.

Pero tenemos que aprender a reconocer el momento en que la entidad cósmica se porta magnánima y decide ponernos de frente a alguien que realmente vale para darnos esos ecos que pedimos en la persona equivocada. Porque muchas veces decidimos hacer lo contrario y portarnos como unos tremendos hdp.

En mi caso, he decidido que quien sea que llegue debe tener mi mejor todo y no menos de ello. Por mucho que me hayan jodido. ¿Lo mejor? Ya comprobé que si funciona, que si vale la pena volver a dejarse caer.

Comentarios

  1. pare compa D: esta semana he estado meditando sobre lo mismito... ojalá que los malos momentos en el coco solo sean ya momentos del pasado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Despues de la loca viene la buena siono raza

      Eliminar
  2. yo te pasaría la canción de criminal y no llegaríamos a ninguna reflexión profunda. ja. ntc. qué chido que tu hermana te diga que aquella era una bish, y qué bueno que sepas y lo que sabes ahora. pd. preséntala ya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hahaha depende de que “criminal” puede ser la de Hello Seahorse! Y te aseguro que si reflexionamos chido (con la otra puede que igual).
      Y pos uste diga cuando en su saturada agenda :v

      Eliminar
    2. oigan, invítenme y reflexionamos con cri-criminal :B

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares